El Festival del Medio Otoño en Vietnam

Hoy en día utilizamos dos calendarios en Vietnam. Si alguna vez tenéis la ocasión de observar nuestro calendario podréis apreciar su originalidad, lo que, sin duda, despertará vuestra curiosidad. Y es que, aunque compartimos fechas laborables con el calendario occidental, el lunar presenta algunas particulares notables. Por ejemplo el Tet – la fiesta de bienvenida del año nuevo lunar, la conmemoración de los Reyes Hung (el décimo día del tercer mes lunar), o la Fiesta de Medio Otoño, el 15 de agosto lunar, que es la festividad que hoy queremos explicar.

Una tradición de más de muchos siglos de historia

El Festival del Medio Otoño es una festividad anual celebrada por los países de Asia oriental: China, Vietnam, Japón, etc. En vietnamita se llama “Tết Trung thu” y se celebra el día 15 del octavo mes en el calendario lunar, por lo que puede caer en septiembre o a principios de octubre en el calendario occidental. Es una de las festividades más grandes e importantes de Vietnam, ya que se celebra desde hace más de muchos siglos años. Siempre se dice que la luna está perfecta y muy luminosa cuando toca el día 15 del octavo mes. Además es una fiesta muy especial para los niños y, sobre todo, para la familia, ya que tiene el objetivo de traer felicidad y alegría a los más pequeños a través de las costumbres tradicionales y actividades como bailes folclóricos, cantos y juegos.

Según los arqueólogos, el Festival del Medio Otoño en Vietnam se remonta a muchos siglos atrás, encontrándose vestigios como, por ejemplo, el entallado del famoso tambor de bronce Ngoc Lu. Según la estela de la pagoda “Đọi” en 1121, durante de la dinastía Ly, el Festival del Medio Otoño se organizó oficialmente en la ciudadela de Thang Long con carreras de botes, títeres acuáticos y linternas. Durante el período Lê – Trịnh, el Festival de Medio Otoño se llevó a cabo de una forma extremadamente lujosa en las casas de los nobles.

Representación de la Fiesta Medio Otoño a través de una pintura folclórica de Dong Ho

Sus orígenes

El festival tiene su origen en la agricultura del pueblo vietnamita, ya que se celebraba cuando el clima es fresco, los campos y los huertos están listos para la cosecha, y todo el mundo se suma a la fiesta en un ambiente tremendamente lúdico.

Hay una leyenda que siempre se cuenta a los niños cuando llega la fiesta:

Erase una vez, había un chico que se llamaba Cuội. Un día encuentra un árbol mágico gigantesco, una raza de ficus, que posee el poder de curar todas enfermedades. Por curiosidad, Cuội quiere llevarlo a su casa, pero de repente aparece un hombre sabio y le dice que debe regar el árbol sólo con agua pura. Entonces Cuội lo cuida cada día con mucho esmero y esfuerzo hasta que una vez llega tarde a casa y su mujer, después de limpiar la casa, usa el agua sucia para regar al árbol. Accidentalmente, el árbol comienza a elevarse hacia el cielo, por lo que Cuoi intenta alzarse para agarrarse fuertemente de las raíces. Al final, es arrastrado hasta la Luna junto al árbol sagrado.

La tradición dice que, cada año, cuando toca la fiesta de Medio otoño, se ve la imagen de Cuội mirando a la tierra con arrepentimiento de la historia pasada. Se sienta al lado del árbol y sueña que pueda vivir en la tierra con su familia.

La aplicación de la leyenda en el festejo

Por eso en esta fiesta, los niños suelen recorrer las calles con farolillos para mostrar a Cuội el camino a la Tierra. Se organizan muchos desfiles con los más pequeños dando vueltas por las calles, cantando y llevando farolillos de colores de diferentes tamaños. Algunos estilos de farolillos más populares son los peces (carpas), estrellas (Đèn Ông Sao) o mariposas,…aunque el más conocido es el de estrella, un símbolo festivo para lo vietnamitas. Los farolillos se hacen con maderas y papel plástico rojo, con una vela dentro. Cuando atardece, se refleja una vista espectacular con la luz de luna y la luz desde los farolillos.

Además de los farolillos, también destaca el baile de qilin en los sitios públicos, junto con la escena espléndida de las multicolores linternas decorativas al anochecer. Normalmente, los bailarines desfilan por las calles con el redoble como música de fondo. Los niños y sus familias forman una fila y siguen a los bailarines mientras muestran sus radiantes linternas rodeados de una multitud impresionante.

Después de celebrar la fiesta fuera de casa, todo el mundo vuelve para estar juntos y comer el pastel de luna. Apreciar la luz de la luna con una pieza de pastel de luna y un sorbo de té verde es una costumbre imprescindible para los vietnamitas. Tradicionalmente, hay dos tipos de pastel de luna: bánh nướng (pastel horneado) y bánh dẻo (pastel de arroz glutinoso). Hay varias recetas para los pasteles. Sus rellenos pueden ser mermelada, salchicha deshidratada, semillas de loto, semillas de sandía,… y una yema salada de huevo en el medio que con forma de luna llena.

El típico pastel de luna

Celebremos juntos esta fiesta

Hoy es el día 24 de septiembre en el calendario occidental, pero es el 15 de agosto lunar. Es decir, hoy es la fiesta de medio otoño. Desde Vietcasa nos gustaría felicitar a la comunidad vietnamita que vive en España para que pasen una jornada llena de alegría en la que tengan una buena entrada de otoño.  Por otro lado, con este pequeño artículo queremos explicar a la comunidad española, en especial a las familias adoptantes, una de las costumbres más típicas de Vietnam, por lo que esperamos que os sea de utilidad para sigáis acercándoos a nuestra rica cultura vietnamita.

Fotos: Internet.

Por Nguyễn Phương Thảo

1 comentario en “El Festival del Medio Otoño en Vietnam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *